Eva.


Eva. Te prometo que si sales de ésta, nuestros días serán lo más bonitos. Nunca jamás te faltará nada mientras yo viva. Por cada lágrima derramada tuya, habrá mil mías. Detrás de cada risa, habrá una sonrisa mía. Por cada paso adelante que tú des, habrá una tía orgullosa, quizás mirando desde el otro lado del mundo, pero ten por seguro que lo haré.

Si sales de esto, posiblemente no sea tu madrina, pero será como si tuvieras dos. Lo que te inquiete, a mí me quitara el sueño. Lo que te duela, a mí me arderá. Lo que te alegre, a mí me emocionará. Lo que te cueste, nos esforzaremos para llegar a conseguirlo. Mientras que exista un desafío, no faltarán palabras de aliento.

Ojalá hubiera forma de pasarte parte de mi vida para que sigas adelante.

Pero por favor. Tienes a toda una familia al otro lado del mundo esperándote. No te rindas.

Te queremos Eva.

Y tu tía que daría la vida por tí, aún más.

No te rindas Eva.

Anuncios
de Triada_forever

Y sin avisar.


Y volvió. Sin preaviso. Sin alarma. Se deslizó por las rendijas de lo que conforma ahora mi vida sin que lo notora. Fue tejiendo su red poco a poco. ¿Y ahora qué?

¿Cómo se sale otra vez? ¿Cómo vuelves a decirlo? Esa niebla que cubre el brillo de tus ojos. Esa nube que te acompaña en tus días a días. Ese rayo que te vuelve a poner en movimiento.

Y notas que cada vez te hundes más y más. Como en unas arenas movedizas. Por mucho que estés quieto, sigues cayendo… Simplemente más lentamente. Primero haces por luchar, hasta que te das cuenta que no sirve de nada. Y ya solo te dejas arrastrar. Sigues la corriente. Total… el fondo no estaba tan mal, ¿no?

Y lo sabes por ese dolor constante que te acompaña, esos pensamientos de “Y para qué estoy aquí.” “De qué sirve.” Ese peso muerto que te impide levantarte de la cama. Esa presión que impide respirar hondo. La negatividad que lo acompaña todo. La imposibilidad de compartir más allá de la necesario.

Nadie pregunta. Porque no se ve. No es una herida visible. Tratable. Es algo que está ahí.

Pero aún así continúas en movimiento, respirando. Por si llega el día en el que vuelves a lograr salir. Por si le encuentras el sentido a algo. Pero cuesta tanto…

de Triada_forever

FAQ sobre Espacios Seguros


FemDevs

Os voy a ser sincera. Tengo tantas cosas que decir en este post que no sé ni por dónde empezar pero, al mismo tiempo, me apetece muchísimo callarme. Porque llevo dos semanas viendo lo que les ocurre a las personas que no se callan. Porque os tengo miedo. Tengo miedo de que os quedéis con un sólo párrafo y lo uséis para atacarme, de que no leáis lo que tengo que decir, de que os indignéis por algún detalle y sigáis ignorando nuestro miedo.

Pero tengo muchas cosas que decir y, por fortuna o por desgracia, ya no puedo callarme.

Y es que precisamente este miedo es el que nos hace no aceptar invitaciones a ciertos eventos. El que nos hace no acercarnos a ciertas carreras. El que nos lleva a desactivar el micrófono en juegos online y a no aplicar para puestos de trabajo. Es el…

Ver la entrada original 1.292 palabras más

de Triada_forever

Casualidad.


Mientras veis una película de madrugada, recibes una llamada de mi hermana. Me planteo no cogerla. Total, estamos peleadas, no quiero hablar con ella. Pero por un instinto coges la llamada.

“Chus, ha habido un tiroteo en London Bridge. Yo estoy allí, pero estoy bien. Voy para casa. Estoy sin batería. Te aviso cuando llegue.” Todo mientras escuchas sirenas de fondo.

Twitter, Telegram, Google Noticias. No aparece nada. Hasta 10 minutos después. No sacas nada en claro de todo lo que lees. Nadie dice nada. La angustia. Dijo que estaba bien, pero… ¿y si…?

Minutos más tarde. Ha habido otro ataque en un sitio cercano, Borough Market. ¿Estará a salvo ya? ¿En que dirección habrá ido? Han cerrado todas las estaciones de metro cercanas, han detenido el tráfico. ¿Cómo va a llegar a casa?

Vuelves a recibir una llamada. “Estoy en casa de Ricardo. Corrí hasta Benthal Green. En cuanto recargue un poco el móvil, tiro para casa.” “Ten cuidado.”

Finalmente recibes el mensaje de “Ya estoy en casa.” horas más tarde. Toda la familia está informada y escandalizada.

¿Por qué? ¿Qué sentido un ataque de semejante calibre? ¿Qué ganan?

El temor. La sensación extendida de “Da igual donde vayas, sea un sitio histórico, un concierto de una artista pop. No estás seguro.” Puedes morir por una causa que no es la tuya, y seguirás sin saber porqué a ti.

Puedo dar gracias de haberte tenido a mi lado. No sé que hubiera hecho estando yo sola en dicha situación. Pero estuviste ahí y supiste quitarle hierro al asunto. Pero todo tuvo un final feliz.

Pero uno se empieza a plantear. ¿Y si no hubiera sido así? Mi hermana muerta en un ataque terrorista. Mi hermana, persona que de política entiende menos que más. Que posiblemente ni conozca las luchas armadas de la zona. Mi hermana que se fue a Londres a labrarse un futuro ya que en su propio país no pudo ser. Porqué a ella. Qué mal ha podido provocar ella. Criada en una familia en la que jamás ha habido un atisbo de racismo. Dónde cualquier persona ha sido bienvenida y arropada como uno más cuando lo ha necesitado. Qué hubiera pasado. Qué desazón hubieran vivido mis padres. “Nunca deberíamos haberla dejado ir.” “Después de Westminster y Manchester, se debería haber venido.” A quién habría que perdonar por sus actos. Por quién buscarías venganza.

No sé hasta donde llegaremos, pero sé que no podrán. Somos una familia con la flor en el culo. Este mes hemos sobrevivido a una intoxicación de gas, un ataque terrorista y un accidente de tráfico. Estamos hechos de otra pasta.

Este es el mundo en el que os tocará vivir Nicolás, Alejandro y Garbancito II in coming. Pero que sepáis, que todos los de vuestro alrededor, haremos lo posible para que no sea así.

10917987_10205714436969323_2209170122130321829_o

 

 

 

de Triada_forever

Ansiedad


En el peor momento. En el mejor. No tiene hora ni lugar. Viene cuando viene. Una enfermedad con la que me toca vivir. 

Sentada en mi pasillo mientras aún me recupero del último y me repito una y otra vez el mantra: Relájate. No tienes porque sentir eso. Todo va bien. Tienes gente que te quiere. Ni estás sola. Está todo en tu mente. 

Pero es más fácil de decir que creérselo. En el momento menos pensado, la frase menos apropiada, el acto más estúpido. Y volvió. Y sin nada para poder evitarlo. Tú misma contra tu cerebro. El arma siendo la cura. La medicina que mata.  El placer que se convierte en dolor. El miedo. El pánico. La falta de aliento. Mil pensamientos por hora. Ninguno preciso. Todo es una nube negra de miedos y terrores. A que todo eso que sientes e imaginas se materialice. La sensación de que no puedes más. 

Y de repente… llegó la calma. Y vuelta a empezar.

Levántate Chus, porque todo esto… Eres tú. 

de Triada_forever

Eras tú.


Y llegaste, como llega la primavera en Sevilla: sin avisar.

Nunca imaginé que pudiera llegar a encajar con alguien en menos de 24 horas. Pero en eso somos los dos expertos: en salirnos de lo normal. Y qué bien se nos da. En menos de un mes me has dado lo que pocos han conseguido en meses.

Eres ese tiempo perdido que estás bien invertido. Eres esa nata que se queda tras el trago del café y que saboreamos hasta el último segundo. Eres todo lo que no esperaba, y lo que siempre desee.

Eres mi excepción que confirma mi regla. Eres la historia que quiero contar a nuestros hijos. Eres la brizna de hierba que te hace reír aunque no lo buscaras. Eres tú.

 

de Triada_forever

Urnas de cristal


Es muy triste ver como alguien se encierra en sí mismo y no deja pasar a nadie, mientras en su día a día va dando chocazos de pared en pared. Notar como no se siente a gusto en ninguna parte, y eso hace que se cierre más y más.

Es un bucle sin fin hasta que uno decide salir. Y os puedo decir que se sale. Hay que saber ver la gente que te quiere, y que hagas lo que hagas, van a estar ahí, apoyándote. Saber ver la luz al final del túnel es un arte que no todo el mundo está dispuesto a perfeccionar. Existen personas que ese es el mundo en el que se siente “cómodas”, su zona de confort. Pero eso nunca sale bien. Supongo que se ha confiado en las personas incorrectas, o no han sabido ver lo bueno de las personas que tenían alrededor.

Pero hay que dejarse querer un poquito para que eso ocurra. No todo el mundo aguanta carros y carretas, malas palabras, gestos de desprecio y malas caras toda la vida. Y el día que uno se ve solo… es el más duro de todos.

Y ese día, levanta la mirada, y mira quién se ha quedado.

WhatsApp Image 2017-01-14 at 12.31.55.jpeg

 

He vivido alguna vez
lo que está pasando
y sé que resucitaré
cuando tengo un rato.
Es normal creer que estoy mintiendo
no me lo he tomado mal…

de Triada_forever

Oportunidades


“Chus, deberías dar alguna oportunidad a algún chico.” “No puedes cerrarte así en banda.” “Tienes que dejar entrar a alguien en tu vida.”

La cuestión reside en que yo no le he cerrado la puerta a nadie. Y si se ha dado el caso, ruego que me perdone. Simplemente me he cansado de aguantar a peña que va y viene. Que viene a joder y se va. Que no se compromete a nada. Que no le importo en última instancia una mierda.

Puede que haya dejado de creer en la gente (cuando te traicionan a ciertos niveles repetidas veces, suele pasar), que ya no preste tanta atención a mi alrededor como antes. Simplemente tengo cosas mejores en las que pensar y hacer.

Yo ya no me rebajo por nada ni por nadie, nadie más que mi misma. Y eso es algo que toda persona que quiera estar en mi vida tiene que comprender. El día que alguien me demuestre el coraje necesario para estar a mi lado, tendrá su hueco.

Pero hasta ese día, dejad espacio para el portátil y los apuntes, que tengo mucho trabajo que hacer.

photo_2016-12-13_00-21-28

Lost and insecure
You found me, you found me
Lying on the floor
Surrounded, surrounded
Why’d you have to wait?
Where were you, where were you?
Just a little late
You found me, You found me

 

 

de Triada_forever

Heridas


Dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Y es que el hombre es especialista en quedar por estúpido, y cada día nos superamos más.

Por eso yo sigo poniéndome esos zapatos a pesar de que me hagan daño. Y es que… ¡son tan bonitos! Pero es necesario que sigamos haciendo cosas aunque nos hagan daño, sino jamás nos volveríamos a enamorar, nunca confiaríamos en otra persona, no tendríamos inquietudes en la vida. 

Y es que la vida está hecha para vivirla , y a la vez sufrirla. Porque ¿qué satisfacción se puede obtener de algo que no has sufrido para conseguirlo? 

Hay que arriesgarse en esta vida. Y yo decido arriesgarme contigo. Y con todos aquellos que nos acompañan.

de Triada_forever